Esta serie es inédita, no se ha expuesto ni publicado nunca. Aquí sólo encontrará una pequeña muestra del trabajo.

ÍDOLOS

El ídolo es una representación de un referente natural o imaginario al que se le atribuyen determinados poderes sagrados.

La adoración al ídolo es tan antigua como la humanidad. En los albores de las primeras culturas humanas ya se encuentran referencias idólatras. Esto demuestra que el hombre siempre ha tenido la necesidad de visualizar de una manera tangible lo que no está a su alcance, que es superior a él, que se le escapa a sus conocimientos, a sus habilidades …

Desde que el ser humano ha tenido capacidad de razonamiento ha sabido que la vida tenía fin, el miedo a lo desconocido después de la muerte ha hecho que se inventara teorías que dieran continuidad a su existencia. De este modo han ido surgiendo las diferentes religiones.

Algunas de las imágenes que utilizan estas creencias como Cristo, Buda, Lucifer, Tor, brama, Zeus, Manitú, Júpiter, Hestia … representan ídolos que en diferentes tiempos y culturas han sido o están ligadas a creencias muchas veces inverosímiles o fantásticas pero seguidas fielmente por millones de personas. Todas ellas simbolizan un ser supremo que promete la vida en otra dimensión después de la muerte. Estos iconos quieren expresar la necesidad de creer en la existencia de un ser “superior”, a menudo humanizado, que todo lo domina y que es el único responsable de las alegrías y sufrimientos que afectan a los mortales.

Los líderes religiosos utilizando las diferentes doctrinas de las religiones y la fe de las personas han encontrado una manera de servir a sus intereses y / o los de la clase dominante.

Con la promesa de una vida paradisíaca después de la muerte si seguían estrictamente las ordenanzas sagradas o las amenazas de castigos eternos e infiernos insalvables si no son fieles a la voluntad divina, han llevado a los pueblos someterlos según su interés. Esto ha permitido ejecutar uno de los más hábiles dominios sobre la humanidad.

Por otra parte actualmente existe un culto al ídolo que no es estrictamente religioso aunque en muchos casos tiene connotaciones sectarias. Los llamados “ídolos de masas” se utilizan como ejemplo a seguir. Gobernantes, deportistas, cantantes e infinidad de personajes públicos han sido presentados como modelos a imitar. Las masas toman como referente a estos personajes, imitan su manera de vivir y sus supuestas virtudes. Sin ninguna promesa sobrenatural, está claro que en estos casos la intención económica o política es la que vertebra este culto al ídolo.

Las fotografías de esta serie son una recopilación de imágenes donde se presentan ídolos de diferentes culturas. En todas ellas hay diferentes figuraciones: unas religiosas, otros que no tienen que ver directamente con ninguna doctrina pero todas tienen el común denominador de ser una representación admirada o adorada por una comunidad más o menos numerosa y utilizada para sacar provecho de un modo u otro.

MEDIDAS: 50 X 50 cm

NÚMERO DE IMÁGENES: 18 (en progreso)

Copias 50 x 50 sobre papel 60 x 80

Papel Hahnemühlemat. copia Giclée